martes, 24 de marzo de 2020

Crónicas del burro que está dando vueltas en la noria-1-


Crónicas del burro que está dando vueltas en la noria.


SOMOS BURROS ATADOS A UNOS APAREJOS CON ANTOJERAS PUESTAS PARA NO VER MÁS ALLÁ DE LAS NARICES PROPIAS, DANDO VUELTAS A UNA  NORIA   

Mantengamos nuestras rutinas, nos dicen. Hagamos infinidad de cosas para no aburrirnos en la noria, demos vueltas y más vueltas, no paremos, en eso consiste nuestra vida, si dejamos de dar vueltas nos morimos, o no tiene sentido nuestra vida. 

¿Qué sentido tiene dar vueltas?
¿Por qué a nadie se le ocurre parar? 
¿Por qué se para el mundo? ¿Y para que queremos estar en un mundo dando vueltas todo el día? 

Porque si nos paramos nos aburrimos, y si nos aburrimos nos morimos. Porque nos han puesto aquí para dar vueltas, con los ojos y los oídos taponados. 

Los burros no podemos decidir. No podemos hacer nada. ¡Somos burros!
No podemos olvidar que somos burros.

Y si a los burros nos diera por pensar, es un decir, ¿Que pensaríamos? 
Nada, es imposible.

Quizá si dejáramos de dar vueltas, porque nos ha picado una mosca o porque el cuerpo ya no aguanta más, quizá se nos ocurriera otra cosa, pero podría ser peligrosa, no sé, eso dicen, porque yo solo estoy dando vueltas, y no me atrevo a parar por miedo, porque puede pasar algo, no sé lo que puede pasar, pero tengo miedo de que algo pase, algo grave podría pasar si dejara, si dejáramos de dar vueltas, si nos quitáramos las antojeras, si nos destaponáramos los oídos, por eso creo que lo mejor es seguir dando vueltas en la noria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario